IV-BIAU - España - Finalista - Viviendas en la autopista SE-30

Archivo de las Bienales de Arquitectura

Viviendas en la autopista SE-30




Finalista

Arquitectura

Nombre de la propuesta

Viviendas en la autopista SE-30

Emplazamiento

Sevilla
España

Resumen:

El rápido desarrollo de Sevilla a partir de las décadas de los sesenta y setenta —a| igual que otras capitales españolas- generó la aparición de áreas urbanas densas y dispersas que acentuaron las discontinuidades que caracterizan el crecimiento de las ciudades Contemporáneas. Durante esos años, se edificaron las aglomeraciones de viviendas autoconstruidas de las barriadas de La Plata y del Padre Pío así como los bloques en altura de las zonas denominadas García Lorca y Trébol, al este de la ciudad. En los años noventa, las nuevas infraestructuras irrumpieron en el centro y la periferia de Sevilla —aeropuerto, estación de ferrocarril, autopistas- surgiendo como consecuencia espacios intersticiales, terrenos vacíos donde se genera la necesidad de equipamiento y la construcción de nuevas viviendas. La autovía SE-30 constituye una barrera física real: agresiva por la contaminación química y acústica que produce pero a un tiempo atractiva en cuanto a la nueva percepción de la Ciudad que genera. El flujo de vehículos dicta las leyes generadoras de los trazados de las autopistas. Desde el coche percibimos una nueva realidad urbana poblada por señales, pasarelas, construcciones en las que difícilmente reconocemos ya la escala humana de la arquitectura tradicional. Plantearse el proyecto del edificio de viviendas propuesto por EUROPAN en estas circunstancias no sólo requería un esfuerzo por compatibilizar las nuevas formas de vida con las limitaciones que impone la realidad sino, sobre todo, exigía una reacción ante la nueva condición de una arquitectura supeditada a decisiones de infraestructura, ajenas a ella. El nuevo edificio se concibe como una serie de pantallas ante la autopista, un patrón repetitivo que con pequeñas pero continuas variaciones combinatorias percibiremos sólo a gran velocidad. Cinco grandes diedros, cinco verdaderas pantallas acústicas protegen las viviendas de la vía de tráfico y se abren hacia el interior del solar en una cadena de jardines comunitarios.

Autor/autores

Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano

Colaboradores

C. Ballestewros / M. Herrero / J. C. Redondo

Fecha de fin de obra:

  • 2002

Fotógrafo

-