VIVIENDAS PARA REALOJOS EN EL CASCO HISTÓRICO DE PAMPLONA

Premiado

Categoría: Urbanismo: paisaje y ciudad

Nombre de la propuesta

VIVIENDAS PARA REALOJOS EN EL CASCO HISTÓRICO DE PAMPLONA

Emplazamiento

Calle Descalzos 24. Pamplona, España

Resumen

Se trata de una obra promovida desde la administración municipal vinculada a una estrategia de renovación urbana, de regeneración social e intervención en el patrimonio existente. El proyecto surge con la iniciativa de realojar a personas, que siendo vecinas de la zona, se encuentran en viviendas que, por sus condiciones físicas y las socioeconómicas propias, imposibilitan una habitabilidad de una mínima calidad. En muchos inmuebles del casco antiguo se dan causas que se repiten con frecuencia, y que han llevado a la actual situación de deterioro físico y funcional de numerosos edificios: un escaso nivel de inversión en actuaciones de mantenimiento, las propietarios poseen dificultades para abordar la rehabilitación de los edificios (personas de avanzada edad, bajo poder adquisitivo, o incluso casos próximos a la exclusión social) junto con parcelas que mayoritariamente proceden de la lotización gótica que dificultan la posibilidad de resolver adecuadamente las exigencias normativas. El mecanismo en el que se apoya la iniciativa se ajusta básicamente a la renovación de edificios completos por parte del Ayuntamiento con la idea de transformar su decadencia que con actuaciones aisladas se resuelven difícilmente y siempre con una elevada inversión. Este proceso permite renovar viviendas con los estándares de calidad y habitabilidad requeridas actualmente, proporcionando al mismo tiempo, que la suma de estas actuaciones, posibiliten la recuperación del espacio urbano de la ciudad histórica. La gestión pública refuerza su actitud transformadora y su carácter social desde un compromiso económico sin afán lucro; ésta se basa en la compra de inmuebles, en mal estado y muchas veces de gran tamaño, por parte de la administración sobre precio tasado a la vez de la entrega de una nueva vivienda ajustada a las nuevas necesidades de estos propietarios sobre precio de construcción. Existiendo también la posibilidad del arrendamiento social en condiciones económicas muy favorables. Ambas posibilidades en ocasiones, y por la casuística de la transferencia y la permuta de superficies, permite además una retribución económica a los propietarios. El proyecto se sitúa en el límite Norte del Casco Histórico de Pamplona junto al paseo de borde del recinto amurallado. La nueva edificación, que ocupa la parcela de otra preexistente, debía rematar la manzana y dar frente a un vacío urbano sobre la muralla, junto con la definición de un pasaje de carácter semiprivado que permitió dar viabilidad a la iniciativa. El programa consistía básicamente en la ejecución de seis viviendas, para realojos de seis familias y por tanto con seis programas diferentes, además de unos locales en planta baja para reconstruir la actividad comercial de la zona. Arquitectónicamente, más allá de las cuestiones más organizativas y el trabajo en sección vinculadas al habitar y de otras como el cuidado de la escala, la fragmentación, la composición y la adicción de piezas buscando una inserción acorde con el entorno de la nueva edificación, el proyecto tiene que ver con la idea de dar continuidad a lo que allí sucedía, a su memoria, reformulando desde la contemporaneidad lo cotidiano de este lugar, evitando perder el conocimiento que la tradición ha traído hasta nuestras manos. Tiene que ver con dejar atrapado el proyecto por las texturas del lugar, con la utilización de los materiales de siempre, pero en un tiempo nuevo. Tiene que ver con la capacidad de la nueva materia para integrarse generando paralelismos con lo preexistente sin negar sus nuevas trazas. Tiene que ver con convivir adaptándose, desde su trazado seco, a la “velocidad del tiempo” de lo ya presente. Tiene que ver con dar continuidad a un propósito estrechamente ligada a su entorno y sus habitantes, con una forma de intervenir sostenible. Tiene que ver, en definitiva, con la intención de dejar el proyecto dentro de una correlación de hechos en el tiempo, de lo que allí ha sucedido, entendiendo que nuestra actividad forma parte de una cadena.

Autor/autores

PEREDA PÉREZ ARQUITECTOS (Carlos Pereda Iglesias, Óscar Pérez Silanes)

Colaboradores

Teresa Gridilla Saavedra (arquitecto). José Joaquín Arricibita (Cálculo estructura)

Fotografías

Pedro Pegenaute

Archivos